Slide toggle

Bienvenido a Manos a la Hebra

El mercado de lo hecho a mano en Panamá donde artesanos y amantes de lo único se unen y forman una comunidad increíble.

¿Tienes alguna pregunta?

Lunes - Domingo: 08:00am - 8:00pm Ciudad de Panamá +507 62444148 hola@manosalahebra.com

Productividad, ¿Cómo la retengo?

En esta cuarentena todos dicen que el tiempo nos sobra, que ya no tenemos excusa para no hacer lo que amamos y entre otros comentarios que nos retumban en la cabeza y nos llevan a pensar en nuestra poca productividad. 

Aunque, en cierto punto tienen razón, no podemos dejar de lado las nuevas responsabilidades que se nos han venido encima, las labores del hogar, atender a los hijos en algunos casos, dedicar tiempo a la familia, cumplir con los trabajos originales, las distracciones y la necesidad de regalarnos paz mental. 

Algunas de estas cosas o otras más nos pueden desenfocar y en algún punto podemos sentir que no somos lo suficientemente productivos con nuestro emprendimiento, aunque, todos afuera repitan lo que mencionamos arriba. 

Nosotros te entendemos, es normal sentirte improductivo, frustrado y quizás confundido. Estamos cambiando rutinas de forma drástica, tenemos una incertidumbre sobre nuestros hombros y a veces no nos apetece hacer demasiado, y es justo, está bien. 

Desde este punto de entendimiento, queremos compartirte: 

Algunos tips para que seas productivo en esta cuarentena:

Sin intenciones de presionarte sino más bien de ayudarte a lograr tus objetivos con satisfacción. 

Anótalo todo:

Si, escribelo y déjalo en un lugar fuera de tu cabeza. Consigue una agenda o una libreta común y escribe las actividades que esperas lograr el día siguiente. 

Se honesto, anota lo que realmente puedas hacer en tu día. También, recomendamos que escribas las actividades rutinarias como preparar el almuerzo, para que no te tomen desprevenido esas dos horas que pasas en cocinar y almorzar. 

Cuando planeas tu día con anticipación se te hará más fácil llevar tu atención directo a la primera actividad sin malgastar el tiempo recordando. Además te genera paz, aunque no lo creas. 

Olvídate de ser multitasking: 

Eso de hacer varias cosas a la vez es todo menos productivo. ¿Has escuchado alguna vez el dicho “El que asa dos conejos, alguno deja quemar”? Pues lo mismo sucede con las tareas diarias. 

Dedícale toda tu atención a una actividad, te prometo que la terminarás en menos tiempo. ¿Como lo haces? Primero olvida las redes sociales, emails y whatsapp al menos en la primera hora del día, trata de tener un área específica de trabajo donde seas lo menos interrumpido por tu familia y comparte con ellos tu horario de trabajo. 

Te recomiendo, establecer pequeñas pausas en tu agenda para responder mensajes o tomar un descanso.

Consigue tu hora clave:

Ahora que no contamos (algunos) con horarios fijos, puedes enfocarte en conseguir tu hora clave, ese momento del día o de la noche donde eres más productivo y dejar para ese momento las tareas más complejas. 

Prueba varias rutinas, estamos seguros que la encontrarás, cuando lo hagas organiza tus actividades en ese tiempo para lograr tu máximo nivel de productividad. 

Pide ayuda: 

En estos tiempo el mundo nos ha enseñado que lo más importante es la unión familiar y hemos experimentado un modelo de convivencia distinto al que estábamos acostumbrados, así como eso, también cambió nuestra forma de trabajo y todos debemos entenderlo. 

Comparte con tus familiares tus planes y proyectos laborales y pídeles ayuda para mantener tu productividad al máximo, pide que no te distraigan y acuerden la cantidad de horas para que todas las partes se mantengan felices. Recuerda que, en equipo es más fácil llegar a la meta. 

No te culpes:

si hoy no logras hacer todo lo que te propusiste, si no te dieron ganas de moverte, si crees que tuviste muchas distracciones ¡No te culpes! Recuerda que eres humano y primero esta tu paz mental antes de cumplir con tus deseos de auto exigencia. 

Se amable contigo y no te exijas demasiado, ve paso a paso aumentando la dosis de trabajo, agradece que cada vez avanzas un poco más a tu desarrollo empresarial.

Recuerda que la productividad no es algo que logras tener de la noche a la mañana sino un hábito que vas adquiriendo al ritmo que vas conociendo tu trabajo. 

Espero que estos consejos te ayuden a ser productivo y enfocarte en tu proyecto. Me cuentas como te fue ¿Si?

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

show
Abrir chat